Hoy es un día especial. Este blog que estás leyendo cumple 10 años.

Aunque no escriba tanto como aquel adolescente que aún vivía en Oviedo, sigo estando orgulloso de este rinconcito que tengo para mis moderados desahogos y para compartir aquello que me interesa. No es nada extraordinario, pero me alegra celebrar este aniversario.

Si hay alguien por ahí: gracias por seguirme.